ALGA Revista de Literatura
nº64 - otoño 2010




Dirección:
  • Goya Gutiérrez

    Redacción:
  • Susana Lastra
  • Xavier Carreras
  • Ignacio Gamen
  • Jorge Stoysich
  • Enric Velo

    Edición:
  • Grupo de Poesía ALGA

    Responsables de la edición del presente número:
  • Goya Gutiérrez
  • Enric Velo

    Maquetación, composición y diseño web:
  • Enric Velo


  • Portada:
    • Pintura de Ángel Fernández

    Sumario
    JOSÉ LUIS MORANTE

    Nace en El Bohodón (Ávila) en 1956. Es profesor de instituto en Rivas-Vaciamadrid, donde coordinó la revista Prima Littera. Dirigió el periódico literario Señales de humo y el aula de poesía del Hogar de Ávila en Madrid. Su obra poética la componen los libros: Rotonda con estatuas (1990), Enemigo leal (1992), Población activa (1994), Causas y efectos (1997)-Premio Luis Cernuda- Un país lejano (1998), Largo recorrido (2001) - Premio San Juan de la Cruz- y La noche en blanco (2005) -Premio Hermanos Argensola. Entre sus cuadernos poéticos destacan El año de la guerra, Diez insomnios y Pateras. Protagonistas y secundarios compendia artículos breves y ensayos críticos. Ha publicado Palabras adentro, selección de entrevistas literarias. Ha preparado las antologías poéticas Última fila, 11-M y Entonces, ahora. Asimismo ha estudiado y editado a autores como Joan Margarit, Luis Felipe Comendador o Herme G. Donis. En 2006 apareció Reencuentros, primera incursión en el género autobiográfico. En 2009 publica el libro de aforismos Mejores días. Ejerce la crítica en diferentes publicaciones.

    EL OTRO

    Le conozco muy bien, sé lo que piensa
    -por más que la certeza suene a pedantería-
    ama cuanto yo amo y a menudo acostumbra
    a confundir rutina y existencia;
    como yo justifica el razonable precio
    por encima del cual se vendería,
    como yo gesticula, como yo decepciona;
    si aparezco vencido él no oculta sus síntomas
    de claro agotamiento, y he de anotar
    con cuánta diligencia
    acude a mi llamada silenciosa.
    Hablaría del amigo perfecto para el viaje.

    Lo impide su manía de guardar la distancia.
    Siempre está al otro lado del espejo.

    Del libro Población activa (1994)

    RECUERDO DE MI PADRE

    Mi padre ponderaba la eficacia
    como un tesoro extraño y valiosísimo
    escondido en el vientre de la tierra.
    Solía levantarse muy temprano,
    con el tic- tac grabado en la memoria,
    y dilataba oscuro una jornada
    que concluía laso y taciturno.
    Era su empeño inmune al frío o la canícula.
    Por él estuve interno tantos años
    con la sola misión de hacerme un hombre.
    (Entendamos, un hombre de provecho,
    un atinado buscador de logros).
    Mas el esfuerzo no valió la pena.
    Él no tiene conciencia del fracaso.
    Descubrió en la derrota
    una patria feliz, compensatoria.

    Del libro Causas y efectos (1997)


    PERSONAJE LITERARIO

    Soy crédulo y paciente
    aunque mis días recorren
    una topografía de sucesos mágicos.
    Otros criticarán mi mansedumbre.
    La voluntad merece
    un exiguo salario,
    una pequeña nota a pie de página
    en clave de novela policial.
    Tengo fe en quien me escribe:
    en las renglones últimos
    resolverá el misterio,
    ahuyentará las nieblas y el cansancio
    y hará las oportunas correcciones
    para que en la partida prevalezca
    la propia identidad.
    Es el orden común de la supervivencia.
    Salvo magulladuras, sigo intacto.

    Del libro Un país lejano (1998)


    SEÑAS DE IDENTIDAD

    Nacen cuando la noche. Son los ruidos
    misteriosos de todas las ausencias
    que nos hablan en críptico lenguaje
    del pasado. Mortifican sus voces
    porque orean sucesos sin sentido.
    Tienen las manos frías, no acarician,
    entreabren dormidas cicatrices.
    Cumplen citas en horarios absurdos
    a los que acuden ecos semejantes
    que procuro ignorar sin resultado.
    Desde la sombra, ruido contra ruido,
    envidian mi fortuna, justifican
    el deseo de abolir mis riquezas.

    Si es preciso, viajaré a su guarida
    para explicar que no guardé ni sueños,
    que carezco de méritos sobrados,
    que vivo con lo justo, que no tengo
    plazos pendientes, deudas que saldar.

    Del libro Largo recorrido (2001)

    [De la Antología Mapa de Ruta (1990-2009)]
    Granada (2010)


    página siguiente