ALGA Revista de Literatura
nº64 - otoño 2010




Dirección:
  • Goya Gutiérrez

    Redacción:
  • Susana Lastra
  • Xavier Carreras
  • Ignacio Gamen
  • Jorge Stoysich
  • Enric Velo

    Edición:
  • Grupo de Poesía ALGA

    Responsables de la edición del presente número:
  • Goya Gutiérrez
  • Enric Velo

    Maquetación, composición y diseño web:
  • Enric Velo


  • Portada:
    • Pintura de Ángel Fernández

    Sumario
    RAFAEL ARGULLOL

    Barcelona (1949). Es premio extraordinario de doctorado en Filosofía. Ha estudiado también Medicina, Economía y Ciencias de la Información en la Universidad de Barcelona y ha asistido a cursos en la Universidad de Roma, en el Warburg Institute de Londres y en la Universidad Libre de Berlín. Como profesor ha enseñado y ha dado conferencias en universidades europeas, asiáticas y americanas. Actualmente es catedrático de Estética y Teoría de las Artes en la Facultad de Humanidades de la Universidad Pompeu Fabra, de Barcelona. Poeta, narrador y ensayista ha publicado más de una veintena de libros, novelas como Lampedusa (1981), El asalto del cielo (1986); Desciende, río invisible (1989) o La Razón del mal (1993). Ensayos como La atracción del abismo (1983), Tres miradas sobre el arte (1985), El héroe y el único (1990) o El cansancio de occidente (1992). Su obra poética está formada por los siguientes libros: Disturbios del conocimiento (1980), Duelo en el valle de la muerte (1986), L' esmolador de gavinets (1998), El afilador de cuchillos (1999), Poema de la serpiente (2010). Entre sus obras que combinan los tres géneros están El cazador de instantes (1996) o Breviario de la aurora (2005). Su próxima obra es Visión desde el fondo del mar (en prensa 2010).

    EL VELL PESCADOR

    Immòbil, com part de la roca,
    el vell pescador manté la mirada fixa
    en el vuit blavenc. De tant en tant
    observa de reüll la canya clavada al seu costat,
    més per complir honrosament el ritu
    que no per l'excitació mateixa de la pesca.
    No són les captures sinó el mar
    el que l'empeny a la tenaç espera,
    i el mar, agraït, sembla bressar l'espera't,
    el rei nu que habita l'horitzó.
    Dia rere dia l'ancià acut a la seva cita;
    fa tant de temps que ha oblidat
    quan va se la primera trobada!
    Pot ser va néixer allà, potser ja ha mort
    i ha esdevingut part de la pedra:
    és agradable saber-se tan ferm com l'horitzó
    en el silenci de la conversa definitiva.
    Però de vegades sent la pell seca
    i s'apropa a l'aigua per refrescar-se.
    És aleshores, quan mira el reflex, que el pescador
    escolta el riure del nen sobre el pont.

    Del llibre L'esmolador de ganivets (1998)

    POEMA DE LA SERPIENTE
    (6)

    Sé audaz y mira:
    otros ojos te esperan
    en el centro del laberinto
    y aunque no es fácil
    encontrar el camino
    y aunque lo más cómodo
    es siempre renunciar,
    quien se aventura
    encuentra la otra mirada
    y el placer y el gozo
    y la puerta que nos hace
    escapar del laberinto.

    Del libro Poema de la serpiente (2010)


    DUELO

    CONTRAPOEMA

    VIDA en el filo del caos
    milagros entre los escombros
    sinfonía de seísmos
    un universo en un laberinto de universos
    subasta pública de jabón humano
    el sutil aprendizaje de la mosca
    la luz de una linterna barriendo las nubes
    pirámides de cráneos
    una estrella masiva se hundió sobre sí misma
    los cazadores de cabezas
    el choque del meteorito rojo
    la tribu decide extinguirse
    aros misteriosos en la supernova
    ascesis del agua santa
    haces de radiación en el interior de la burbuja
    inermes ante la barbarie química
    pequeña galaxia absorbida por un agujero negro
    secta precursora de la redención milenarista
    impacto en el planeta gigante
    la inminencia del apocalipsis

    (Poemas para una representación de "marionetas cósmicas" de La Fura dels Baus y su barco teatral, el NAUMON. Estrenada en el 2005 en Barcelona y en diferentes puertos del mundo.)

    POEMA

    EN el duelo de los gigantes
    cada violencia
    desgarra el universo
    de un extremo a otro
    y cuando nos asomamos
    a la herida infinita
    agonizan las estrellas,
    los ríos de lava
    invaden las ciudades,
    se agrieta la piel
    inocente del cachorro
    y los náufragos del mundo
    son vomitados al destierro.
    Todo nos parece muy lejano.
    Pero cuando miramos
    al fondo de la herida
    descubrimos que nosotros
    somos los gigantes
    y que la sangre
    es nuestra


    página siguiente