ALGA Revista de Literatura
nº69 - primavera 2013




Dirección:

  • Goya Gutiérrez

    Edición:
  • Grupo de Poesía ALGA

    Responsables de la edición del presente número:
  • Goya Gutiérrez
  • Enric Velo

    Maquetación, composición y diseño web:
  • Enric Velo


  • Portada:
    • Ilustración de Maria Girona para
      la cubierta del libro “La germana,
      l’estrangera” de Maria Mercè
      Marçal. Edicions del Mall, 1ª ed.
      Barcelona, 1985.

    Sumario

    Poesía

    IGNACIO GAMEN

    Es miembro del Grupo de Poesía ALGA. Ver: www.castelldefels.org/alga/

    Canta a la vida

    Como un reloj de luz
    -azul celeste, azul, azul marino-
    el firmamento marca
    el sereno fluir
    del día que se extingue inexorable.

    Un enjambre caótico
    de estridentes vencejos alborota
    el agónico ocaso.
    Y de pronto el silencio
    invade la penumbra, el aire, tu alma.

    Y te quedas mirando
    el vuelo audaz de algunas golondrinas
    que bajan a beber
    el agua de la alberca
    y luego se recluyen en sus nidos.

    Y las sombras avanzan,
    y tus ojos se cierran arrullados
    por un velo de niebla,
    de sopor y silencio,
    y te quedas dormido, un libro en tu regazo.

    Tu aliento es sosegado.
    ¿Son tus sueños, quizá, laguna en calma
    que cruzas sin retorno?
    ¿Adónde están los vientos
    que agitaban tus sueños y alteraban tu pulso?



    Duermes, y mientras duermes
    el universo -sin que tú lo entiendas
    ni des tu asentimiento-
    late convulso y sigue
    su locura expansiva al infinito;
    la ambición, la codicia,
    la estupidez y el fanatismo, a lomos
    de corceles siniestros,
    tiñen de horror y pánico
    la piel, la entraña, el alma de la tierra;

    Despierta, abre los ojos,
    contempla la hermosura de una noche
    sin luna. Hay millones
    de estrellas que tú ignoras
    y a cada instante nacen nuevos soles.

    Si a ti te han dado voz,
    memoria, entendimiento, voluntad,
    no quieras no entender,
    no quieras olvidar;
    y con acento melodioso o bronco

    canta a la vida; suma
    tu voz al coro universal y canta
    la grandeza del cosmos;
    oye el salmo quejumbroso
    que nace del dolor humano y grita;

    grita con rabia o gime
    con llanto y con angustia contenidos;
    pero despierta y vive:
    que el alba te sorprenda
    -y algún día la muerte- espíritu en vigilia.


    página siguiente