ALGA Revista de Literatura
nº69 - primavera 2013




Dirección:

  • Goya Gutiérrez

    Edición:
  • Grupo de Poesía ALGA

    Responsables de la edición del presente número:
  • Goya Gutiérrez
  • Enric Velo

    Maquetación, composición y diseño web:
  • Enric Velo


  • Portada:
    • Ilustración de Maria Girona para
      la cubierta del libro “La germana,
      l’estrangera” de Maria Mercè
      Marçal. Edicions del Mall, 1ª ed.
      Barcelona, 1985.

    Sumario

    Poesía

    JORGE STOYSICH

    Es miembro del Grupo de Poesía ALGA. Ver: www.castelldefels.org

    déjame
    vivir contigo
    caracola de mar
    ahora que no tengo piso

    le pediré
    a la magia de los océanos
    que midan mi contorno
    y traten de ubicarme
    en tu morada

    te juro
    que después
    iré recogiendo
    arenas húmedas
    para inventarte juegos nuevos
    y no te sientas sola

    y vestido
    de andrajosas algas verdes
    montaré guardia
    a tu puerta
    asustando a los intrusos

    y cuando descubras
    mis suspiros
    viajaremos en burbujas
    hasta el sol

    amante marina mía


    ay señora
    si supieras cómo me gustas

    te busco
    cuando me alejo

    y se abren huecos
    de aires imposibles

    y apenas te respiro

    y mis manos no existen

    eres distante
    como si fueras después
    de las miradas

    sé que sabes que estoy
    y a veces
    no te abro

    me seduce brutalmente
    tu lejanía

    también sé
    que si todo fuera estar en ti
    no habría poemas

    y mi costumbre y la tuya
    rompería
    esta magia nueva

    y andaríamos amándonos
    de cansancio

    pero no habría versos
    amante imposible mía


    la luz
    de la cocina
    de mi madre
    olía a pan
    albahaca
    y orégano

    y era el sol
    abriendo ventanas

    y flotaban
    entre polvos y aderezos
    mi curiosidad de niño
    en los mediodías
    a través
    de las cortinas

    y escuchaba
    a los gorriones
    mascullar alpistes
    discutiendo gusanos
    con las gallinas

    y a mis vecinas

    deseando
    mi desnudez de pantalones

    qué pena de tardes
    de inocencia
    olor a levadura
    y muchachas pícaras
    que se mostraban

    qué tristeza
    amiga mía

    cosas de los barrios
    cuando el sol comienza
    a esconderse


    página siguiente