ALGA Revista de Literatura
nº72 - otoño 2014




Dirección:

  • Goya Gutiérrez

    Edición:
  • Grupo de Poesía ALGA

    Responsables de la edición del presente número:
  • Goya Gutiérrez
  • Enric Velo

    Maquetación, composición y diseño web:
  • Enric Velo


  • Portada:
    • Eva Venus.
      Terracota de tamaño natural de Jorge Egea

    Sumario

    Páginas centrales

    TALLER DE LITERATURA


    Antología de poesía joven: Doce nuevos poetas

    Selección a cargo de: Goya Gutiérrez

    A modo de introducción


    Camila Charry Noriega

    Alex Chico

    Marc García

    Jorge Valbuena



    Camila Charry Noriega

    Para mi amiga Ángela

    2.
    Bajo el sol violento de la sabana pastan las vacas.
    Entre la neblina que asciende
    son aparentes montes que se deslizan
    en medio de la hierba crecida y despojada
    de su vuelo.
            Miran todas hacia el mismo rincón de la mañana;
    inocentes creen
    mientras rumian
    estar destejiendo su destino.

    11.
    Una mosca zumba en la claraboya
    impertinente se lanza a su cacería ciega.
    Desprecio su tonto divagar entre la mesa
    la ventana y la tarde;
    su vida
    tan similar a la mía.

    18.
    La cadena sangra en el cuello del perro.
    He visto en sus ojos transcurrir el día y la noche
    como sombras exiliadas que lo rechazan,
    ha olvidado ladrar y batir la cola
    aúlla bajo la luz de su poste
    luz materna que vigila su hambre y sus huesos.
           Esta mañana, al fin, lo han soltado.
    El perro, libre ya,
    no sabe cómo andar el mundo sin sangrar,
    asustado vigila y custodia su poste
    de día y de noche
    para que no escape y rompa el cordón umbilical.

    Del libro Otros ojos (Ecuador, 2014)

    6.
    Ese pájaro vino y se contempló en mis ojos
    supo que alguna vez
    no sé  cuándo
    había sido yo.
    Voló atravesando la noche como un sueño
    y su nido hecho con largos mechones de mi pelo
    ardió en su vientre.

    20.
    El perro muestra frenético sus dientes
    y corre con su presa  entre la boca
    llanura adentro;
    ha sido largo el suspiro exhalado
    por el que ahora es un cadáver
    banquete que entre mordiscos  el hambre y el instinto  riñen.
    El perro cruza luego la noche,
    la tiniebla que para él  resulta el mundo humano.
    Jadea, lame las magulladuras de sus días
                       sabe,       entiende
    qué son la soledad y el destierro,
    pero desconoce la función del tiempo,
    su impostergable cometido;
    envejecerlo todo,   acabarlo todo.
    Como el perro
    mis labios riñen con la vida y tragan  luz,
    jamás sacian su hambre,
    ya adentro la luz es un rayo
    y se extiende por las entrañas del cuerpo
    que también cruza la  noche
    magullado,     solitario,
    consciente de que será cadáver,
    banquete del tiempo;
    ese otro perro
    que llanura adentro,    noche adentro,     todo lo devora.

    Del libro El día de hoy (Colombia, 2013)

    34.
    Entre dios y el ruido
    está la vida.
    Estoy yo.
    Hemos heredado lo bello
    de todo lo que nos cubre con su espanto;
    la sombra del pino donde cantaba el día
    el rincón del cuarto donde muere la pasión.
    La luz sostiene hoy una música triste
    y sobre el cuerpo se cierra;
    luz carnívora que pulveriza el futuro
    con su savia.
    Heredamos, como una enfermedad,
    el amor por lo que huye
    la herida que cicatriza sobre la herida de siempre,
    el largo detenerse de los pasos que se alejan,
    los ruidos menos humanos que el pánico hace familiares,
    como la presencia de dios.

    Del libro Detrás de la bruma (Colombia, 2012)

    La res se tiende sobre la hierba y espera la herida
    la luz del cuchillo;
    ese segundo de olvido que conduce a lo otro.
    Para evitar el hambre
    la madre sumerge el rostro de su hijo
    en las entrañas tibias de la res;
    ese universo de carne y vísceras.
    En los ojos abiertos de la res muerta
    el niño se contempla un instante
    y comprende sus propios ojos,
    su voz sorda
    deformada por su aliento
    y por el aliento último de lo que existe.

    CAMILA CHARRY NORIEGA (Bogotá, 1977). Es Profesional en Estudios Literarios y trabaja como profesora de Literatura. Tiene publicados los libros de poesía: Detrás de la bruma de 2012, editado por la Fundación Común Presencia, Colección Los conjurados; El día de hoy de 2013 de Garcín Editores; y Otros ojos de El ángel editor de 2014. Sus poemas y reseñas han aparecido en diversas revistas y magazines del país y el exterior, siendo algunos de sus poemas traducidos al inglés y al francés. Ha participado en Festivales y recitales de poesía en su país y fuera del mismo.