ALGA Revista de Literatura
nº73/74 - primavera 2015




Dirección:

  • Goya Gutiérrez

    Edición:
  • Grupo de Poesía ALGA

    Responsables de la edición del presente número:
  • Goya Gutiérrez
  • Enric Velo

    Maquetación, composición y diseño web:
  • Enric Velo


  • Portada:
    • Supèrbia/Lleó
      de Bernat Velo

    Sumario

    Poesía

    LUCÍA LEÓN

    Es miembro del Grupo de Poesía ALGA. Ver: www.castelldefels.org/alga/

    PARA SANAR

    Para sanar, me tienes, esas heridas que dices
    te hiciste arañando el eco de palabras no extinguidas.

    En la cueva de tus ojos refulgen, tímidos aún,
    recuerdos que el tiempo, con habilidades de alquimia,
    transformará en dolor de verdades ineludibles.

    Para aliviar, me tienes, esa pena honda de la pérdida
    que en risas nocturnas se diluye, noche tras noche,
    hasta hacerse polvo de estrella milenaria,
    habitante del adentro y reconocible en su titilar ahí afuera,
    expuesta a la mirada de todos, donde nadie la redime.

    EL TIEMPO QUE NOS ACERCA AL ADIÓS

    Tu rostro es un señuelo de flores deshojadas
    mas la noche que me envuelve la viviremos juntos

    Tal vez no podamos gozar de otras mañanas
    y hayamos de rastrear lo inmediato, lo próximo,
    entregándonos a ciegas a un juego inusual
    tanteando torpes la certidumbre

    Una luna quebrada vigila nuestras almas,
    sostenida su expresión de espera,
    sabedora de que la noche nunca la defrauda
    vierte su manto inquisitorial sobre nosotros

    Pero no desoímos el aviso de la vida,
    el devenir corre y sumisos aceptamos el apremio
    al tiempo que, cautelosos, pisamos la leve sombra
    que la propia luna derrama a nuestros pies

    Ungidos de serena paciencia
    bajo el ensalmo de lo verde, la quietud
    y los murmullos, dejaremos
    que entre sonrisas calmo transite
    el tiempo que nos acerca al adiós.

    BELLEZA

    Siento que transfieres
    la cualidad de tus ojos.

    Ojos bellos
    sobre los que me asalta
    la duda de su cometido
    ¿te servirán para ver
    o quizá sólo te adornan?

    Y vas vertiendo su atractivo
    sobre los objetos,
    sobre todo lo mirado,
    lo visto, lo vivido.

    He observado a tantos poetas
    detenerse al borde
    de la espuma,
    por no poder
    apresar su gracia…

    Todos, ellos y yo,
    tan solo podemos
    ponderar lo hermoso,
    detenernos y recrear,

    como yo recreo ahora
    la belleza de tus ojos.

    página siguiente