ALGA Revista de Literatura
nº76 - otoño 2016




Dirección:

  • Goya Gutiérrez

    Edición:
  • Grupo de Poesía ALGA

    Responsables de la edición del presente número:
  • Goya Gutiérrez
  • Enric Velo

    Maquetación, composición y diseño web:
  • Enric Velo


  • Portada:
      Ocell Papallona
      de Rosa Mirambell

    Sumario

    Poesía

    M CINTA MONTAGUT

    M CINTA MONTAGUT, poeta, crítica literaria. Ha escrito entre otros libros de poesía C Par (1993), Teoría del silencio (1997), El transito del día (2001),La voluntad de los metales(2006), Desconcierto(2010), Sin tiempo (2014) y Cenizas (2015). Ha publicado una traducción y antología de poetas italianas El otro petrarquismo (2012) y Tomar la palabra. Aproximación a la poesia escrita por mujeres (2014).

    Cuando vivir es hoy una pregunta
    que parece ocupar todo el espacio
    todo el tiempo de un día
    es mejor no pensar,
    dejar que el almanaque se deshoje
    y fluya como la flecha que camina
    directa a su objetivo.
    La muerte nos persigue
    nos acecha constante desde la orilla
    de nuestro mar imaginario
    mientras busca el brillo de los ojos
    y el aire de las manos que acarician.
    Ya no hay certezas ni deseos ocultos.
    Vivir ahora es lo que importa.

    ¿Cómo hacer habitable la palabra?
    ¿Cómo vivir un cuerpo
    sin conocer sus límites?

    He estudiado la ciencia de las despedidas

    Osip Mandelstam

    Partir sin dejar nada atrás
    agitando un pañuelo que fue blanco
    en un inútil gesto en la partida.
    Nunca saber si el viaje será largo
    si habrá sirenas o escollos peligrosos
    o el mar será clemente.
    Recitar uno a uno los nombres olvidados
    que un día fueron piel o caricia
    y borrar los teléfonos
    de la agenda gastada de la vida.

    No transcurre la vida ajena a nuestro cuerpo.
    En su tránsito recoge el cuerpo las miradas
    y en la piel se acumulan las historias
    y los días
    se almacenan en ella como fotografías.
    También recoge las palabras que fueron.
    La piel como escritura o laberinto
    surcada por mil ríos,
    afluentes de tiempo sin salida ni mar.
    No transcurre la vida
    somos nosotros los que transcurrimos.


    página siguiente