ALGA Revista de Literatura
nº76 - otoño 2016




Dirección:

  • Goya Gutiérrez

    Edición:
  • Grupo de Poesía ALGA

    Responsables de la edición del presente número:
  • Goya Gutiérrez
  • Enric Velo

    Maquetación, composición y diseño web:
  • Enric Velo


  • Portada:
      Ocell Papallona
      de Rosa Mirambell

    Sumario

    Páginas centrales

    TALLER DE LITERATURA


    Fotografía versus poesía: La fotografía de Enric Velo

    Introducción: Los lugares secretos de las cosas, por Goya Gutiérrez

    Poemas de:

    Maria Elena Martínez Abascal

    Agustín Calvo Galán

     

    Lucía León

    Rosa Abuchaibe

     

    Neus Aguado

    Júlia Bel

     

    Eduardo Margaretto

    Elisabeth Aranda

     

    Carmen Plaza

    Pere-Ramon Aguiló




    Metro de Bilbao
    Enric Velo

    Neus Aguado

    DESCONCIERTO EN EL METRO

    El justificante de recepción, acuse de recibo o como quiera que se llame esa cartulina rosa ("que l'amor s'hi posa") me llegó en el tercer mes de la primavera en perfecto estado, con su firma en pleno uso de las facultades mentales y lo coloqué cerca de una selenita, allí está como si fuera una postal de algún país lejano. Un país de hace cuarenta años, con su camisita y su canesú, que he dejado atrás para poder habitar otro paisaje.

    Un paisaje que suele transcurrir por diversos caminos de arena. Hoy vamos deprisa y corriendo por túneles de acero y de cristal y me cuentas algo confuso. Extraña declaración en el subterráneo de mis días.

    Un túnel es lo contrario de un laberinto porque ha sido construido para abrir caminos, no para confundir a quien busca la salida. Es una curiosa profanación de la morada de Perséfone, en su ausencia primaveral cuando se libra de estar en el infierno junto a su raptor y marido, aunque deba regresar por haber comido un grano de granada inducida por su captor. Un remover las tinieblas en las que se envuelve Hades en las noches más peligrosas.

    He sido torpe al pagar el perverso impuesto de la prudencia, paciencia y ausencia, en definitiva, de la oscuridad; es como si me hubiese comido una granada entera y en los túneles del infierno estuviesen esperando mi llegada. He sido torpe por ciento y una vez, aunque en el fondo es un triste dos, un número poco grato a los esotéricos. La cifra de la ambivalencia. Lo otro.