ALGA Revista de Literatura
nº77 bis - otoño 2017




Dirección:

  • Goya Gutiérrez

    Edición:
  • Grupo de Poesía ALGA

    Responsables de la edición del presente número:
  • Goya Gutiérrez
  • Enric Velo

    Maquetación, composición y diseño web:
  • Enric Velo


  • Portada:
      Letras
      de Dante Bertini

    Sumario

    Páginas centrales

    TALLER DE LITERATURA


    Antología de poetas italianos de los siglos XX y XXI
    traducidos al castellano y catalán

    Traducciones del italiano: Carlos Vitale, Rodolfo del Hoyo y Eduardo Margaretto

    Introducción por Ida Di Ianni

    Poemas de:

    Sibilla Aleramo

    Umberto Saba

    Dino Campana

    Giuseppe Ungaretti

    Eugenio Montale

     

    Salvatore Quasimodo

    Sandro Penna

    Cesare Pavese

    Antonia Pozzi

    Margherita Guidacci

     

    Pier Paolo Pasolini

    Maria Luisa Spaziani

    Cristina Campo

    Gerardo Vacana

    Alda Merini

     

    Giuseppe Napolitano

    Amerigo Iannacone

    Maria Teresa Liuzzo



    Umberto Saba

    (Traducción del italiano: Eduardo Margaretto)

    UMBERTO SABA (Trieste, 1883 - Gorizia 1957) Hijo de madrea hebrea, abandonada por su padre cuando aún estaba embarazada, adoptó el pseudónimo de Saba, que en hebreo significa pan. Alejada de las vanguardias y del hermetismo imperante, su obra poética, reunida por completo en Cancionero, está concebida como una verdadera autobiografía en verso, como un libro en constante crecimiento.

    INVIERNO

    Es de noche, invierno ruinoso. Un poco
    levantas las cortinas, y miras. Vibran
    tus cabellos, salvajes, la alegría
    te dilata de pronto el ojo negro
    porque lo que has visto -era una imagen
    del fin del mundo- te reconforta
    el íntimo corazón, lo vuelve cálido y contento.
    Un hombre se aventura por un lago
    de hielo, bajo una lámpara torcida.

    INVERNO

    È notte, inverno rovinoso. Un poco
    sollevi le tendine, e guardi. Vibrano
    i tuoi capelli, selvaggi, la gioia
    ti dilata improvvisa l'occhio nero
    che quello che hai veduto -era un'immagine
    della fine del mondo- ti conforta
    l'intimo cuore, lo fa caldo e pago.
    Un uomo si avventura per un lago
    di ghiaccio, sotto una lampada storta.

    ANOCHECER DE FEBRERO

    Despunta la luna
    En la avenida aún es
    de día, una noche que cae muy rápido.
    Indiferente juventud se entrelaza;
    se dispersa en metas muy pobres.
    Y es el pensamiento
    de la muerte el que, al final, ayuda a vivir.

    SERA DI FEBBRAIO

    Spunta la luna
    Nel viale è ancora
    giorno, una sera che rapida cala.
    Indifferente gioventù s'allaccia;
    sbanda a povere mete.
    Ed è il pensiero
    della morte che, infine, aiuta a vivere.