ALGA Revista de Literatura
nº78 - primavera 2018




Dirección:

  • Goya Gutiérrez

    Edición:
  • Grupo de Poesía ALGA

    Responsables de la edición del presente número:
  • Goya Gutiérrez
  • Enric Velo

    Maquetación, composición y diseño web:
  • Enric Velo


  • Portada:
      Te vigilo y no me ves
      de Carmen Esteban

    Sumario

    Poesía

    IDA SIMON-KHACHIKIAN

    IDA SIMÓN-KHACHIKIAN. Teherán 1969. De origen armenia, vive en Barcelona desde 1984. Su pasión por la poesía desde jovencita la mantuvo muy unida a la literatura armenia. Escribe poemas en español y armenio desde el 2007 después de asistir a un seminario de traducción poética armenio-catalán en Farrera de Pallars, y tradujo poemas de Tigran Paskevichyan y Mariné Petrosyan. Ha traducido poemas de catalán al persa para el instituto de las letras catalanas para el día mundial de poesía (Marta Pessarrodona, Jaume Pont). Ha participado como invitada en los números 73/74 y 75 de la revista Alga.

    VIVIR EN EL ALMA

    Dicen que el alma
    es la cuna del amor
    y todo es eterno en él.
    Yo quiero vivir en el alma
    para presenciar la eternidad.
    Amar lo que es,
    y alcanzar la plenitud.
    Vivir el presente
    sin naufragarme en los recuerdos,
    ni preocuparme por el futuro
    que está por venir.
    Ser creativa,
    creer en lo imposible,
    y hacer magia todos los días.
    Ser como una estrella fugaz
    que ilumine las tinieblas.
    No tener miedo a nada,
    ni siquiera a la muerte,
    para ser libre.

    PALABRAS PARA MI MADRE

    Palabras, solo palabras,
    palabras te quiero regalar
    en este día tan especial,
    madre, en tu día.
    Palabras que te recuerden
    lo mucho que te quiero.
    Palabras que te hagan saber
    cuánto te admiro.
    Palabras que con su belleza
    te evoquen la magia de
    un jardín de rosas en primavera,
    palabras para agradecerte
    para que sepas que yo no sería
    quien soy sin ti...
    Palabras que te susurra el viento
    en el camino y en la distancia
    y tú me reconozcas en ellas,
    palabras; dulces palabras
    para decirte madre: gracias por existir.

    ENRIC VELO

    página siguiente