ALGA Revista de Literatura
nº80 - primavera 2019




Dirección:

  • Goya Gutiérrez

    Edición:
  • Grupo de Poesía ALGA

    Responsables de la edición del presente número:
  • Goya Gutiérrez
  • Enric Velo

    Maquetación, composición y diseño web:
  • Enric Velo


  • Portada:
      Creación de Paloma Rodríguez


    Sumario

    Poesía

    JUHAN LIIV

    JUHAN LIIV. Nacido en la pequeña localidad de Alatskivi, cerca del lago Peipus, el 30 de abril de 1864, Juhan Liiv está considerado el primer poeta moderno de la literatura estonia, dominada hasta entonces por influencias alemanas. Tuvo una vida atormentada a causa de una enfermedad mental diagnosticada en 1892, que le producía alucinaciones y manía persecutoria. Murió de tuberculosis el 1 de diciembre de 1913 en la aldea de Kavastu-Koosa sin que su obra hubiera sido reconocida, y sólo póstumamente ésta fue recogida en dos selecciones (1929 y 1926). Recientemente, Aarne Vinkel (en 1989) y Jüri Talvet (en 2012) publicaron antologías más completas, la segunda basada en los manuscritos que se conservan en el Museo de la Literatura de Tartu.

    Versión de ALBERT LÁZARO-TINAUT, revisada por JÜRI TALVET

    Ta lendab mesipuu poole

    Ta lendab lillest lillesse,
    ja lendab mesipuu poole;
    kui kõuepilv tõuseb ülesse,
    ta lendab mesipuu poole.
    Ja langevad teele tuhanded -
    neist koju jõuavad tuhanded.
    Ja viivad vaeva ja hoole
    ja lendavad mesipuu poole.

    Nii hing, oh hing, sa raskel a'al -
    kuis ihkad sa isamaa poole;
    kas kodu sa, kas võõral maal:
    kuis ihkad sa isamaa poole!
    Ja puhugu sulle säält surmatuul
    ja lennaku vastu surmakuul:
    sa unustad surma ja hoole
    ja tõttad isamaa poole!

    (1905)

    Vuela hacia la colmena

    Revolotea de flor en flor
    y vuela hacia la colmena;
    mientras se yerguen nubes de tormenta,
    vuela hacia la colmena.
    Son miles las que caen en el camino
    y miles las que alcanzan su destino.
    Llevan consigo el cuidado y la pena
    y vuelan hacia la colmena.

    Así, alma mía, en horas tan severas,
    cómo ansías la patria;
    ya sea aquí o en tierras extranjeras:
    ¡cómo ansías la patria!
    Y aunque desde ella sople un viento letal,
    aunque te amenace una bala fatal,
    te olvidas de la muerte y las amarguras
    y en pos de la patria te apresuras.


    PALOMA RODRÍGUEZ

    página siguiente