ALGA Revista de Literatura
nº81 - otoño 2019




Dirección:
  • Goya Gutiérrez

    Edición:
  • Grupo de Poesía ALGA

    Responsables de la edición del presente número:
  • Goya Gutiérrez
  • Enric Velo

    Maquetación, composición y diseño web:
  • Enric Velo


  • Portada:
      Marga Gil Roësset 1930


    Sumario

    Poesía

    Mª TERESA BLASCO QUÍLEZ

    Mª TERESA BLASCO QUÍLEZ, Calatayud (Zaragoza, 1966). Mi abuela Teresa me enseñó a leer, en su falda, con 2 años y medio. Mi padre y mi abuelo me contaron los mejores cuentos del mundo y mi tía Pili me regaló todos los libros que le pedí. Escribo desde los 6 años. Gracias a mi madre Mª Teresa, estudié la Diplomatura de Clásicas y la Licenciatura de Hispánicas en la Universidad de Salamanca. De 1990 a1992 trabajé como profesora de español en la Universidad de Dresde (Alemania). También he vivido en Francia y en Israel. En 1993 trabajé brevemente como traductora, intérprete y profesora de alemán en la Universidad de Salamanca y desde 1994 soy profesora del Dpto. de Didáctica de la Lengua y la Literatura de la Universidad de Valladolid. Formo profesores de todos los niveles educativos. Soy autora del blog https://tierraiubi.wordpress.com.

    LA PIEL

    La piel es un extraño órgano vivo
    que transita a su antojo en las afueras
    de un cerebro
    maltrecho de repliegues
    y regresa, voraz e irresponsable
    para inundarlo todo sin remedio
    Si no es así
    ¿cómo explicar entonces
    que el hecho de tocarte
    arrastre mis neuronas en cascada;
    o que rozar tu mente sea
    tan devastador
    como preciso?
    No quisiera entender lo que sucede
    solo sé que estoy viva
    y que es el tacto
    un sinsentido dulce
    y doloroso;
    O un dulce
    y doloroso
    sinsentido…

    COSMOS

    Tus labios en mis ojos
    Coinciden un instante
    Inevitables -dices-
    Cosmos
    Digo

    SOY TODAVÍA

    Soy todavía un puerto
    Vienen los días
    noches
    Se van médulas
    Linfas
    Plasmas ciegos
    Vienen escalofríos
    Vuelven
    Arañazos anónimos
    Pleuras rotas
    Parten caricias
    Regresan
    besos
    en los párpados
    Acaban
    aquel día
    En que pasaste
    un dedo
    suave por mis cejas,
    otro -muy otro-
    debajo de mi ombligo
    Soy todavía un puerto
    Entre mis muslos
    Una dársena dulce
    Espera.


    Escultura Adán y Eva (1930)
    MARGA GIL ROËSSET

    página siguiente