ALGA Revista de Literatura
nº81 - otoño 2019




Dirección:
  • Goya Gutiérrez

    Edición:
  • Grupo de Poesía ALGA

    Responsables de la edición del presente número:
  • Goya Gutiérrez
  • Enric Velo

    Maquetación, composición y diseño web:
  • Enric Velo


  • Portada:
      Marga Gil Roësset 1930


    Sumario

    Lecturas. Textos comentados

    CARLOS FERRER

    CARLOS FERRER ejerce la crítica desde 2014 en la revista quiteña Rocinante. Académico por la Academia de Artes Escénicas de España, ha publicado artículos en revistas de Bulgaria, Brasil, México, Serbia, Nicaragua, Ecuador, Colombia, Chile y España, es responsable de las ediciones de las antologías poéticas de Antonio Machado Soñando caminos y de Miguel Hernández Me llamo barro, impresas por la editorial ecuatoriana Libresa. Ha sido jurado en premios como el Ciudad de Villajoyosa 2007, Gabriel Miró 2007-2010, Crítica Valenciana 2010-2012 y 2015-2017, Azorín 2016, Ciutat d'Alcoi 2016 y 2019, Antoni Bru 2017 y el Premio de la Crítica 2017.



    Cadáver exquisito
    de Agustina Bazterrica
    Premio Clarín, 2017
    Alfaguara, Madrid, 2018
    Novela, páginas 112


    CANIBALISMO SIMBÓLICO


    La novela ha de ser una exploración de la existencia, del sentido de la vida y el novelista debe enseñar al lector a concebir el mundo como un interrogante permanente. La palabra ha de ser capaz de probar la autenticidad del mundo que expresa, porque la literatura no solo suscita emociones estéticas, sino que transmite una explícita interpretación de la realidad, tamizada por el punto de vista del escritor.
    Agustina María Bazterrica (Buenos Aires, 1974) se ha dado a conocer con el Premio Clarín 2017 por su novela distópica "Cadáver exquisito" (Alfaguara, 2018), donde los hombres cambian el consumo de la carne animal por la carne humana a causa de un virus venenoso. Es la legitimación del canibalismo, sin eufemismos, con naturalidad.
    Lectora (Saer, Kafka, Bernhard) y escritora desde joven, fue el contacto personal con Bioy quien le dio el impulso definitivo a Bazterrica para desarrollar su talento como escritora y el citado Premio Clarín la ha convertido en una narradora pública con resonancia internacional. El origen del argumento de su novela viene de la profesión de su hermano Gonzalo, chef de comida orgánica y vegano.
    Para la autora argentina, la escritura es una vocación y una pasión, un intenso año y medio duró la redacción de la novela, cuyo título refiere a adivinar el gusto que tiene la carne de un ser humano con nombre y apellidos. En la novela, la carne humana tiene un procesado idéntico al de la carne animal y se clasifica según la etnia y la edad. Los hombres son criados como reses, porque la demanda de carne no cesa y la industria tiene que seguir engordando sus cuentas.
    Marcos Tejo, que empezó a llamarse Julián en el proceso de escritura, trabaja con carne humana en el frigorífico Krieg y recibe como obsequio una hembra original, un preciado ejemplar denominado Jazmín que puede albergar en casa para su engorde. Este hombre gris, con la muerte de su bebé horadando su interior, la distancia con su mujer nublando su mente y con la enfermedad de su padre inquietando su cotidianeidad, es el protagonista de una historia no exenta de crítica social, de crueldad, de dolor, de sombría angustia, con unos personajes bien perfilados, con una dosis justa de sexo y con el ánimo de que el hombre no sea indiferente al hombre.
    Con un medido uso de la fluidez imaginativa y un estilo ágil sin predominio de la subjetivación, Bazterrica mantiene el pulso narrativo sin desmayos, por lo que estamos ante una metáfora de la realidad que potencia los rasgos de su naturaleza. Su literatura indaga en esa tortuosa realidad del mundo, que es la misma que asfixia a Trejo hasta que impulsivamente comete un acto, irreflexivo, inesperado. Un acto que le aproxima a su pasado, pero que condiciona su futuro, aunque, sobre todo, le reconcilia con su interior, le alivia del peso de la piedra que oprime su pecho. Solo ese deseado futuro le da sentido a su desquiciado presente, que avanza como la lava. Hay un evidente contraste entre la ternura que alberga su corazón y la violencia irracional imperante en las esquinas, que ha madurado al compás de la escalofriante legitimación del canibalismo. Entre momentos de tensión, de ilusión, de angustia, entre la prolífica exhibición de miserias del ser humano, el lector avanza hacia un final intenso, inesperado, incisivo y no se arrepentirá de haber empleado el tiempo en esta novela, que va a sacudir su interior.

    página siguiente