ALGA Revista de Literatura
nº83 - otoño 2020




Dirección:
  • Goya Gutiérrez

    Edición:
  • Grupo de Poesía ALGA

    Responsables de la edición del presente número:
  • Goya Gutiérrez
  • Enric Velo

    Maquetación, composición y diseño web:
  • Enric Velo


  • Portada:
      Dolça i salada, de Elvira Rodríguez Roura


    Sumario

    Poesía

    AGUSTÍN CALVO GALÁN

    Es miembro del Grupo de Poesía ALGA. Ver: www.castelldefels.org/alga/

    CEMENTIRI NOU D'IGUALADA

    Y ahora descanso. En este ya no tan nuevo cementerio
    vivo.

    A los pies de los muros respiro las cretonas
    que se han ido pudriendo,
    la fenomenología de los muros, la peste de las ortigas
    que van

    acumulando raíces por en medio de los recovecos, las
    uñas inmensas que se abren a la noche de los mayas.

    -A veces, Carme Pinós.
    A veces, Benedetta Tagliabue-

    Vivo del señuelo:
    Miralles entre los diputados de Escocia.

    ¿Acaso no son ventanas, acaso no es este cementerio un parlamento?

    Vivo en la ilusión de este espejo mural, que me refleja
    tal y como, perdón,
    no tal y como
    quiso el arquitecto, sino como lo que soy: un perro
    de los muertos, sin cama, sin señor, sin amigos.

    Vivo reflejado
    en una repetición de curvas como cielos, despacio
    por entre el camino de tierra y los cardos, y las más altas
    aspiraciones de los que me acompañan,

    el verde y acuoso
    desprecio de quien sigue vivo sin saber que
    está muerto, y las viudas que viste ahora
    malvas de Orán y centeno de origen desconocido

    como este Anoia

    que se barniza de ciencia y ya nadie sabe
    por dónde discurre, o si se discuten en él
    los adobes,

    las pieles corrompidas, sin teñir aún,

    y los hombres con los brazos descubiertos
    que las lanzan, una vez más, a las aguas
    insanas

    y mueren de hedores y flemas, riscando
    en el árbol más febril, las riberas informes,
    los huertos

    de un orden exquisito.

    De Miralles me amanso y esposo,
    seré para siempre un fingidor
    amoratado entre los fallecidos.

    página siguiente