ALGA Revista de Literatura
nº84 - primavera 2021




Dirección:
  • Goya Gutiérrez

    Edición:
  • Grupo de Poesía ALGA

    Responsables de la edición del presente número:
  • Goya Gutiérrez
  • Enric Velo

    Maquetación, composición y diseño web:
  • Enric Velo


  • Portada:
      Chandler, Pintura de Marta Lupresti


    Sumario

    Poesía

    GOYA GUTIÉRREZ

    Es miembro del Grupo de Poesía ALGA y dirige la revista ALGA desde 2003.
    Ver http://goya-gutierrez-lanero.com/

    Febrero de 2021

    Agradecer que la mañana abra sus párpados

    y hoy te inunde la dicha, la sentida presencia de estar viva,

    y ver que las personas estimadas responden

    a tu habitual reclamo,

    sabiendo que el juez funesto que es la muerte

    sigue escribiendo su sentencia sin causa

    en las puertas de al lado,

    sigue colándose en neveras pletóricas,

    o en camas de algodonosas sábanas con olor a futuro,

    sigue como un vampiro succionando el aire ajeno

    por tu misma calle, por el camino andado que recorta

    distancia del instante más cierto.


    Agradecer, pese al invierno, pese al desvalimiento

    que produce la luz, flor ceniza derramada

    sobre ese velo glauco de unos ojos,

    saber que la mano rasgándolo y asiendo la cortina

    desvelará el milagro de otro día de oro,

    que se instala en las ardientes horas transitorias

    de tu terraza o tu balcón, borrando

    con su lúcida goma cualquier opacidad.


    Agradecer, pese a la ausencia del libre declinar

    augurando la noche, que antes nos demoraba

    en las altas secretas galerías del olor a jazmín,

    pese a las obligadas cancelas que resguardan,

    saber que las olas persistentes nos están esperando

    en la líquida catedral a cielo abierto,

    invitados a su danza nupcial, sus vestidos de tul

    que quisieran con su frufrú decirnos al oído

    lo que el mar esconde del porvenir del mundo,

    porque en la arena cifran con sus blancas puntillas

    ese asombro que vive en el misterio

    que nos late, y nos hace seguir tras una estela.


    MARTA DUPRESTI

    página siguiente