ALGA Revista de Literatura
nº84 - primavera 2021




Dirección:
  • Goya Gutiérrez

    Edición:
  • Grupo de Poesía ALGA

    Responsables de la edición del presente número:
  • Goya Gutiérrez
  • Enric Velo

    Maquetación, composición y diseño web:
  • Enric Velo


  • Portada:
      Chandler, Pintura de Marta Lupresti


    Sumario

    Poesía

    SERGIO GASPAR

    SERGIO GASPAR nació en Checa, provincia de Guadalajara, en 1954. Ha publicado los libros de poemas Revisión de mi naturaleza, Aben Razin, El caballo en su muro y Estancia. Publicó en 2014 la novela Viento de tramontana. Fundó y dirigió la editorial DVD Ediciones de 1996 a 2013.

    17/8/08 - 99,5 kB


    [En les Cents Fonts. Centenares de metros más abajo, barroca y silenciosa, la ermita de la Trinitat en la tarde de agosto]

    Llega el momento de reconocer nuestra radical soledad y diferencia con el resto de los seres. Insalvables ambas a pesar de cualquier pensamiento unitivo. Incurables ambas por más que les apliquemos tratamientos de solidaridad. Cristianismo, comunismo, ecologismo, feminismo, ONGs: todo se derrumba.
        Cuando naces, sólo naces tú. Cuando mueres, sólo mueres tú. Cuando enfermas de gripe, aunque enfermen millones de personas a la vez, sólo enfermas tú. Porque somos un cuerpo, porque somos sólo nuestro cuerpo, y eso ninguna mente, ninguna ideología, ninguna cultura lo podrán remediar.
        Aunque grites en un campo de fútbol con cien mil personas a tu alrededor, el que está gritando sólo eres tú. Ninguno de los 140.000 cuerpos de Hiroshima murió en lugar de otro cuerpo. Piénsalo. Tu cáncer es tuyo, no del médico que te lo anuncia. Tu óvulo fecundado es tuyo. No del hombre que te ama, o de tu violador. Piénsalo. O no lo pienses. Será lo mismo. Será tu soledad. No hay forma de escapar de la casa del cuerpo. No hay noche oscura. Ni escala, ni disfraz, ni camino. No existe amor suficiente para salir del cuerpo. Esa patria, cálida y cruel, en la que no puedes ser extranjero y que te convierte en extranjero irreparable en la realidad. Nacer, vivir, morir, las cosas que hacemos y nos suceden a los cuerpos, son verbos intransitivos. La biología es intransitiva. Ninguna cultura lo corregirá.

    EZRA POUND ESCRIBE SU ÚLTIMO POEMA

    Yo también he intentado
    escribir el paraíso.

    Un hombre sin palabras:
    eso era el paraíso.

    Que los seres que he amado
    me perdonen
    no haber sido feliz.

    Que los seres que he amado
    me perdonen
    no haberlos hecho felices.

    página siguiente