Fina Tizón


SINUOSITATS
HISTORIAS INACABADAS
ALGA nº85

LIENZO DE COLORES
HUIDA
ALGA nº84

Y NO SIENTO MIEDO
LUNAS DE SED
ALGA nº83

MÁS ALLÁ
CALLEJÓN OSCURO
ALGA nº82

CÓMO ESCUCHAR SU VOZ
ENCRUCIJADA
ALGA nº81

LÍMITES DE LA NOCHE
SOBRE ESTE LIENZO…
ALGA nº80

VÉRTIGO
SINSENTIDO
ALGA nº79

LOCOS
MÁS ALLÁ DEL ESPEJO
ALGA nº78

QUIMERA
VIGILIA
ALGA nº77bis

HIEDRA
CERCOS
ALGA nº77

AROMAS DE LIMÓN
ENIGMA
ALGA nº76

NO EXISTE SOLEDAD
AMANECER DE LA NOCHE
ALGA nº75

EL ALMA DE LAS HORAS
TIEMPO DE SONRISAS
TRAZOS
ALGA nº73/74

CUANDO PLATEEN MIS SIENES
TRASTIENDA DE ALBORADAS
ALGA nº72

REINCIDENCIAS
PENSAMIENTO
ALGA nº71

VERDE CORAZÓN DE MIEL
ALGA nº70

MIEDOS
HAIKUS
ALGA nº69

HOY QUIERO SER
AL OTRO LADO DE LA SOMBRA
ALGA nº68

PIEL DE LA INOCENCIA
PAZ
ALGA nº67

MIL LLAMARADAS
VOZ DE LLANTO
ALGA nº66

SOLITUD
HOY NACIÓ UNA FLOR
ALGA nº65

RENACIDA DEL FUEGO
ALGA nº64

SIMBIOSIS
ALGA nº63

Mi nombre es FINA TIZÓN FRAGA. Nací en Cesuras, provincia de la Coruña. Actualmente resido en Gavá. Soy titulada en Técnico Auxiliar de Enfermería.

Formo parte de dos grupos de poesía donde se publican anualmente antologías con textos literarios de los poetas del grupo. Estos grupos son los siguientes:

  • Associació de poetes "POEMES AL VENT" (TERRES DE L'EBRE)
  • Grupo de POESÍA ALGA ( CASTELLDEFELS)

Soy socia del Ateneo Blasco Ibáñez y miembro de su Movimiento Escritores pro Derechos Humanos, y he participado en los volúmenes XVI y XXXVIII de la colección "ALGO QUE DECIR" de Ediciones Ateneo Blasco Ibáñez; este último volumen, en homenaje a Vicente Blasco Ibáñez con poemas sobre su vida y obra.

En 2018 dirijo y presento en la Universidad de Valencia, la ponencia sobre "El auge de las violaciones en grupo en los diversos países"

He participado, además, en las antologías de los Encuentros de Poetas en Red de Valencia, Valladolid y Badajoz.

SINSENTIDO

La lluvia se apodera de esta calle
que amanece con nudos que le anegan
la garganta; un relámpago se aleja
dejando mil heridas en el aire.

Huye el silencio, huyen los amantes
de ese agujero negro, cruel tormenta
que entreteje los códigos de guerra,
huyen a algún rincón inexpugnable,

huyen de un laberinto sin salida,
atados a las leyes primigenias,
soñando con un mundo de utopías.

Qué extraño sinsentido, cuánto enigma
extraviado en las huellas de la tierra
mientras la paz está implorando vida.

Revista Alga, nº 79
Castelldefels, otoño 2018

NO EXISTE SOLEDAD

No existe soledad
cuando el invierno nos abre las puertas
para cobijar la nieve en el fuego,
no existe soledad
cuando vibran las notas del silencio
apaciguando sístoles enfermas;
es mentira,
no existe soledad
cuando la lluvia acaricia la noche
y la tristeza huye perseguida por los celos;
las lecturas engañan a veces,
es preciso buscar en la mirada
ese libro que nos habla de mundos secretos
y nos hace viajar
abrazados al tiempo;
es mentira,
no existe soledad
cuando la luz habita nuestra piel
y se aleja del miedo.

Revista Alga, nº 75
Castelldefels, primavera 2016

VÉRTIGO

Las gotas de lluvia se olvidaron de volar.
Sus alas de nieve yacen sobre un manto enmohecido por el humo.

Siente frío la noche.
Lenguas y más lenguas extienden su fuerza
en una búsqueda incesante de latidos en vigilia
anunciando la transición hacia el gran sueño.

Revista Alga, nº 79
Castelldefels, otoño 2018

AROMAS DE LIMÓN

Te evaporas igual que lluvia entre las manos,
acicalas mi piel de sequedad;
este paisaje siente frío, y siente fuego,
fuerza y debilidad;
es un viajero que detiene el otoño con aromas de limón,
que araña los momentos de luz
para que sangre la corriente que se acerca al desierto
y humedezca la arena con lágrimas de color;
este paisaje es un viajero que delimita las sombras
y esculpe en su periferia latidos
para no despertar al sueño del no retorno;
este paisaje está llorando vida.

ENIGMA

Es caprichoso el tiempo que dirige nuestros pasos,
caprichosas las notas que se deslizan entre suspiros de lluvia y fuego,
obstinadas, infieles,
mágicas, dulces, perversas...,
notas dispuestas a embriagar las noches de sol
y a trasnochar en los días sin alba;
es caprichoso el tiempo que modela nuestro pentagrama
mientras la esfera del reloj posiciona su tic-tac
cada vez más distante de la luz
situándonos frente al espejo que descifrará el enigma final.

Revista Alga, nº 76
Castelldefels, otoño 2016