EL FINAL DE LA GUERRA DEL 36 EN CASTELLDEFELS

El 15 de enero de 1939 el fotógrafo Robert Capa, que retrató la evacuación de Tarragona horas antes de la entrada de las tropas franquistas, regresó a Barcelona por las costas de Garraf y seguramente atravesó Castelldefels. Sus imágenes inmortalizaron los rostros de una población civil que había optado por la huida.

Entorno al día 20 de dicho mes, unos artilleros republicanos instalaron una batería en la torre Fael, en un intento de retrasar algo el avance franquista. El frente se acercaba a grandes pasos hacia Castelldefels. Las carreteras de evacuación de las Costas de Garraf y de Begues sufrían a menudo duros ataques de la aviación.

Soldados franquistas de la División 105 del Cuerpo de Ejército Marroquí, mandado por el general Yagüe, ocuparon Sitges hacia las tres de la tarde del día 21 de enero. Las tropas republicanas hacían fuego desde las alturas de las Costas de Garraf y con voladuras en la carretera intentaban frenar un poco a los llamados nacionales.

En Castelldefels los responsables o algún prisionero de la cárcel del castillo, escribieron, una anotación bien simbólica: "Nous partons 22/1/39" y al lado alguien anotó “Salud y suerte. Mañana más”, señal que la evacuación del castillo era cuestión de horas. 'Parte de Guerra' de la presa de Castelldefels del 24 de gener de 1939

Tropas sin cohesionar como un batallón de carabinas, una sección de guardas de asalto del Grupo nº 32 , o un Batallón de Defensa de Costas se dirigieron hacia las Costas del Garraf y hacia Castelldefels para retardar las operaciones del enemigo y cooperar en la evacuación de los civiles. Las tropas propias del ejército republicano que debían de defender la zona pertenecían a la 43 División, integrada en el XV Cuerpo de Ejército que mandaba Manuel Tagüeña Lacorte, pero casi no disponía de efectivos.

A final del día 23 las tropas franquistas ya habían ocupado Vallcarca, Garraf y Begues, y estaban a las puertas de la ciudad. Castelldefels era una tierra de nadie, una ciudad “evacuada” por las autoridades civiles y militares. La población aprovechó para asaltar los depósitos de víveres que quedaron abandonados por civiles y miltars.

Así las cosas, el 24 de enero, una avanzadilla de la 1ª Agrupación de la 105 División franquista, mandada por el coronel Natalio López Bravo, llegó en Castelldefels. En Miquel Sebastià, un testigo de la entrada, dice: “ (...) entraron las tropas nacionales sin que se disparase un disparo. Importaba mucho poco que los ganadores fuesen los unos o los otros, lo que deseábamos todos era que se acabase de una vez la maldita guerra. (...)”

Era el fin en Castelldefels de un levantamiento militar contra el gobierno republicano iniciado el 17 de julio de 1936 en el Marruecos español, que se convirtió en una larga guerra civil.

A las 12 y 10 minutos del miércoles 25 de enero de 1939 tuvo lugar en el Ayuntamiento la constitución de la Comisión Gestora Provisional, nombrada por un militar, que rigió los primeros meses de la vida civil de Castelldefels. Josep Mestres Perals fue nombrado alcalde-presidente.

 

Jordi Amigó i Barbeta

-Más imágenes sobre documentación de la época...


Revisado: 17/01/2019

↑ subir
©
Ayuntamiento de Castelldefels
Plaza de la Iglesia, 1 - 08860 Castelldefels
Teléfono: 93 665 11 50