Hemeroteca

       
Jueves, 25 de junio de 2020

Las medidas adoptadas por el Ayuntamiento garantizaron la seguridad durante la noche de San Juan

Entre otras medidas, se cerraron los accesos a la playa y los trenes de cercanías no se detuvo en la estación de Castelldefels Playa a partir de las 21 horas, también con la intención de evitar aglomeraciones de personas

"Queremos felicitar al conjunto de la ciudadanía que respondió haciendo caso a las recomendaciones dadas en los días previos. No tuvimos ningún incidente de seguridad y las medidas preventivas de la enfermedad Covid-19 se cumplieron con total garantía", valora el jefe de la Policía Local de Castelldefels, Raúl Vergel.

 

Durante la verbena de San Juan no se pudo acceder a la playa de Castelldefels. El Ayuntamiento decidió cerrar la playa durante la noche del 23 de junio y garantizar de este modo que no se produjeran situaciones de aglomeraciones de personas en la franja costera de la ciudad. Estas medidas funcionaron correctamente gracias también a la colaboración de la ciudadanía.

 

La Policía Local instaló controles en las vías de acceso rodado a la playa: la avenida República Argentina, la avenida de la Playa, la avenida del Canal y la avenida de la Pineda. Se trata de los cuatro accesos principales a la franja costera del municipio, de cinco kilómetros de longitud. De este modo, se blindó la zona litoral de la ciudad a la llegada de vehículos. Previamente, quien se hubiera desplazado a Castelldefels con la intención de pasar la verbena en la playa del municipio se había encontrado con controles policiales en las salidas de la autopista C-32 y la autovía c-31.

Para cerrar el operativo, el Ayuntamiento de Castelldefels contó con la colaboración de Adif. El consistorio había pedido al gestor de las infraestructuras ferroviarias que no detuviera ningún tren en la estación de Castelldefels Playa después de las 21 horas, la hora prevista para activar los controles policiales, y Adif accedió a esta petición. Habitualmente, unas 7.000 personas utilizan esta estación para llegar a la playa de Castelldefels.

En este operativo participó un total de 200 agentes de Policía Local, Mossos y seguridad privada. Al despliegue policial se sumaron efectivos de Protección Civil que velar para que se respetaran las normas de seguridad sanitaria. Sin embargo, el Ayuntamiento consideró que para asegurar el objetivo de blindaje de la playa era necesario un refuerzo importante por parte de la policía catalana y es por eso que pidió 400 agentes más.

El dispositivo utilizó medios tecnológicos, como el vuelo de drones y cámaras de control de aforo, para detectar posibles aglomeraciones de personas en la playa. También se trabajó con el Ayuntamiento de Sitges en la adopción de un operativo policial conjunto en el paseo Marítimo, donde limitan las dos poblaciones, en una continuidad urbana y litoral que une los términos municipales.

La alcaldesa de Castelldefels, Maria Miranda, señaló que en los últimos meses "hemos hecho un gran esfuerzo colectivo para luchar contra el virus y ahora no nos podemos relajar; debemos respetar las indicaciones de los cuerpos de seguridad y seguir las normas de convivencia y seguridad sanitaria".

Recordemos que el Ayuntamiento había pedido que este año la verbena se celebrara en un ámbito familiar. Por eso se prohibieron verbenas en locales públicos. Tampoco se realizó ningún acto institucional, como la tradicional Flama del Canigó, que pudiera conllevar ninguna concentración de personas.

↑ subir
©
Ayuntamiento de Castelldefels
Plaza de la Iglesia, 1 - 08860 Castelldefels
Teléfono: 93 665 11 50